RSS
Container Icon

Serie Ravenel - Lisa Kelypas


Aunque la bella y joven viuda Phoebe, Lady Clare, nunca ha conocido a West Ravenel, ella sabe una  cosa con certeza: es un malvado malvado y malvado.  Durante su niñez él hizo que la vida de su difunto esposo fuera una miseria, y ella nunca lo perdonará.  Pero cuando Phoebe asiste a una boda familiar, se encuentra con un extraño e increíblemente encantador desconocido que le genera una sacudida de fuego y hielo.  Y luego se presenta ... como nada menos que West Ravenel.



Mi Crítica
Ayer terminé de leer la 5ta novela de la serie Ravenel (en inglés, porque en español no la pude encontrar) y debo decirles que me encantó. Me encantó en todos los sentidos. Y me encantó por dos motivos muy diferentes. 

Primero porque tengo un cariño muy especial a la protagonista, ¿por qué? Por el simple hecho de ser la hija de Sebastian y Evie (“El Diablo en Invierno” de la Serie Wallflowers).

Y es que todo se remonta a Derek Craven (“Soñando Contigo” de la Serie Jugadores) porque yo AMO a Derek Craven y cualquier conexión con él me hacía sentir punzadas de emoción. Y pues Ivo Jenner (papá de Evie) era el Malote en la vida de Derek.

Después, cuando llegó la serie “Wallflowers” esperaba una historia justa para Evie, que de algún modo compensara lo mal que le había ido a Ivo Jenner.

Y aún así no me esperaba que Evie fuera a pescar a St. Vincent (en ese entonces vizconde, porque ahora en la serie Ravenel ya a heredado el ducado de su padre y aparece como Kingston) que era un vividor, muuuuuuy guapo, perfecto físicamente, pero un descarado interesado y superficial. Pero la autora supo hacer justicia a ambos personajes y la historia de Evie y Sebastian es mi favorita de la serie “Wallflowers”.

Llegue a imaginarme después que Lisa algún día escribiría la historia de los hijos de Marcus y Lillian (“Sucedió en Otoño” de la Serie Wallflowers) porque Marcus y Lillian siempre tuvieron demasiado protagonismo en su propia serie y en las cortas apariciones en otras series. Y eso no me gustaba porque mi personaje favorito era Evie y yo quería que ella tuviera más fuerza en la serie. Pero cuando llegó el libro 3 de la Serie Ravenel, donde Pandora se casa con el hijo de Sebastian y Evie casi me voy de espaldas. No lo podía creer y estaba tan emocionada que leí esa novela en dos días.

Obviamente cuando me enteré que qué Phoebe también tendría su historia con un Ravenel yo ya lloraba de emoción y ansiedad esperando la novela.

Me encantaba poder saber que fue del matrimonio de Evie y Sebastian. Como habían vivido su matrimonio, los hijos que habían tenido, hasta el hecho de que ya tuvieran nietos, que había sido del club, que aún hubiera pasión entre ellos, que Sebastian siguiera siendo el hombre que me enamoró, los momentos en que guiaron a sus hijos. La ternura de su interacción con sus nietos. Todo fue maravilloso en ese aspecto.

Pero bueno, “La hija del Diablo” y sus protagonistas principales (West y Phoebe) también tienen su propio mérito. Ese es el segundo motivo por el que me encantó la novela. La trama y la historia está muy bien desarrollada. Por qué la historia es muuuy buena. Llena de pasión y ternura. Me han enamorado los niños, Justin y Stephen, hijos del primer matrimonio de Phoebe. Sus apariciones han sido de lo más tiernas. Si ya amaba el personaje de West, lo amo más después de ver cómo se comportó con los niños.

Y la lucha interna de West, por resistirse a Phoebe, porque siente no merecerla, es tan... tierno, pero además de la ternura que me ha causado también existe tensión sexual entre ellos y se vuelve un factor importante. La escenas sexuales de Lisa Kleypas son extendidas, fieles a su estilo.

Por otro lado, Henry, el difunto esposo de Phoebe no se vuelve una carga en la historia. De hecho Lisa logra hacer que también aprecies a Henry y entiendas por qué Phoebe lo amó. Hubo momentos en los que incluso solté unas lágrimas, un momento en específico que tiene que ver con un libro que West robó a Henry cuando eran niños e iban al internado juntos.

El hecho de que West haya sido malvado con Henry durante su infancia es uno de los principales motivos por los que Phoebe le tiene chirria a West al inicio de la novela.

Pero pronto eso deja de importar.

Sebastian, funge un poco de cupido en la historia, les da a West y Phoebe sus empujoncitos para alentarlos a estar juntos. Es muy divertido.

Igual que las escenas con los niños. Como les decía, los hijos de Phoebe tienen muchas apariciones en la novela y hacen sus travesuras, sus comentarios inocentes, ¡me encantan!

Lo único que me ha faltado en esta historia es que tuviera más páginas. Se me ha ido como agua. Y me ha faltado un epílogo. Pero por lo demás, perfecta.

Espero que pronto salga en español y todos la puedan disfrutar. La verdad no tengo idea de cuando se publique en español. Pero si se algo, les avisaré. 
PUEDEN DESCARGAR AQUI

Por lo pronto pueden irse refrescando la memoria leyendo la Serie Jugadores, o la Serie Wallflowers, o los libros anteriores de la Serie Ravenel.

Recuerden que pueden encontrar esas novelas en los links que aún están activos en este blog, o en la página que les proporcione: 



Se que es algo complicado descargar desde la página. Pero allí hay un pequeño tutorial con instrucciones para realizar la descarga.


Saludos a todos!

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • RSS